Tenía que compartir una cama con su hijastro y terminó cogiendo hasta recibir un buen facial

+ 0 16:35

Descripción

En medio de un viaje, no había cama para dormir. Por esta razón tenía que compartir una cama con su hijastro. Lo que ella no esperaba, era que su hijastro tuviera una polla tan grande dentro de su pantalón. Ella se dio vuelta en la cama dispuesta a dormir. El se recostó y sin querer frotó su polla por sus nalgas. La mujer no pudo dejar de fantasear hasta que comenzó a mostrar sus nalgas para que él se haga algo. Como él no hacía nada, ella le sacó la polla del pantalón y comenzó a rozarla por su culo. Se la chupó hasta dejarla bien dura y se la metió por su coño. Primero lo hicieron de cucharita y al final ella terminó montando. También lo hicieron de perrito hasta que le tiró toda la leche sobre su cara y tetas.