Soldado tetona necesita una polla en medio de la guerra

+ 0 24:30

Descripción

Los vecinos suelen ser muy generosos con los soldados durante la guerra. Saben que ellos son los encargados de cuidar de sus vidas, y que están todo el tiempo en las calles sufriendo las inclemencias del tiempo, además de correr todo tipo de riesgos. A menudo pegan en la puerta de algún vecino para pedir un poco de agua y, muchas veces, algo de alimento. Los vecinos intentan complacerlos en todo, incluso cuando lo que necesitan es un rato de buen sexo, como necesitaba esta soldado tetona que pegó en la puerta de un vecino solo porque necesitaba que le den una buena follada. Disfrutando de ese polvo y de la mamada que le hizo, quedó bien relajada y, esa noche, por fín pudo olvidarse de las bombas y dormir en paz.