Secretaria Chelsy Sun a cuatro patas como una perra

+ 0 05:05

Descripción

Mi jefe me prometió un buen polvo y un aumento de sueldo, así que no había nada que perder. Fui a su casa por la tarde después del trabajo. El hombre fue bastante específico sobre lo que quería. No necesitaba besos ni caricias, ni siquiera necesitaba que me desnudara. Sí, lo sé, es un poco extraño. Entonces comencé a sospechar que la gran tarde de sexo no iba a ser tan maravillosa. Tuve que ponerme a cuatro patas en el sofá y me penetró por detrás. Me folló a lo perrito hasta que tuve un orgasmo.