Sé un buen hijo y no te saques la polla delante de tu madre

+ 0 34:14

Descripción

Cuando me casé, el hijo de mi esposo vivía fuera del país con su madre. Pero este verano quería volver a vivir con su padre. Entonces ahora comparto la casa con él. Estaba acostumbrada a estar sola por casa, así que esta mañana, mientras preparaba el desayuno, olvidé vestirme. Mi hijastro se levantó temprano y me vio desnuda. Nada que hacer, así que seguí cocinando de esta manera. Sin embargo, noté que se excitó mucho. Estaba ayudándolo a estudiar el otro día, pero él sólo fijaba su miraba en mis grandes tetas. No quería que la situación fuera incómoda, quería estar cerca de mi hijastro pero sin sobrepasar el límite. Entonces el se me sacó la polla y me ofreció follar con el. De esta manera ya no tendría una obsesión conmigo, y podríamos ser madre e hijo únicamente.