Prisionera de guerra forzada por soldados pervertidos

+ 1 15:29

Descripción

Todas las prisioneras de guerra lo estaban pasando mal. Las tenían en pelotas y las paseaban de aquí para allá al aire libre a pesar del frío, como si fueran animales. El único objetivo era deleitarse la vista mirándolas mientras las hacían sufrir. Pero la que peor lo pasó de todas fue la rubia esposa de un general enemigo. Al enterarse de quien era, se ensañaron con ella más que con ninguna. Se la follaron todos y entre todos, siempre recordándole que era en venganza porque su marido era un asesino, y le llenaron el coño de leche tantas veces que seguramente, si alguna vez la liberan, será con un hijo de quien sabe quién en la barriga.