Mia Marin cogida en la celda de la prisión sin piedad

+ 1 11:24

Descripción

El guardia de la cárcel sabía bien lo que le pasaría a Mia Marín si la encerraba en la celda rodeada de hombres. Le habían hecho poner una minifalda a rayas extremadamente corta y un top igual de diminuto. Era obvio que querían castigarla de la peor manera, porque se la cogerían en menos de un minuto. Y así, obviamente, fue como sucedió. Apenas el guardia se fue, un preso se le acercó y rápidamente la desnudó. La puso a comerle la verga y se la cogió delante de todos. El guardia, a escasos metros, contemplaba el espectáculo. Allí estaba la pobre Mia, que se había burlado de él, completamente desnuda pidiendo piedad mientras se la follaban por la fuerza en la celda de la prisión.