Mi amiga y yo nos ponemos muy cachondas y acabamos follando y comiendonos el coño

+ 0 20:28

Descripción

Todo empezó cuando invité a mi amiga a tomar algo a casa por puro aburrimiento. Pero, al final acabamos bebiendo un poco de vino y cuando menos me lo esperé, mi amiga empezó a comerme el cuello y a decirme que le habían entrado ganas de follar. En aquel momento no teníamos una buena polla que nos follara duro, por eso tuvimos que apañarnos las dos solas para poder satisfacer nuestro apetito de corrernos.

Hicimos de todo, nos volvimos muy guarras. Nos comimos las tetas y el coño, y nos metimos los dedos hasta el fondo gritando de placer. Nos quitamos la ropa a medias porque eso nos ponía mucho más cachondas, hasta que por fin nos quedamos completamente desnudas, y luego nos pudimos correr en la boca de cada una lamiendonos el coño de una manera insaciable. Que rico estaba el suyo mojado, aún recuerdo como me caían los fluidos por los laterales de la boca.