Los masajes de mi tío terminaron con una follada

+ 0 26:09

Descripción

Siempre que mi tío empezaba a darme masajes, acababa tocándome el coño, el culo, las tetas o todo al mismo tiempo. Fue empezando poco a poco. Al principio fue mi culo, más tarde mis melones y, al poco tiempo, comenzó a masturbarme. Yo era muy joven así que no sabía si lo que me estaba haciendo era correcto. Mis únicas certezas eran que a eso se le llamaba incesto y que a mí me ponía cachonda. Tiempo después comprendí que mi tío era un pervertido y que lo que me había estado haciendo era terrible, así que puse una cámara oculta y me dejé llevar por la situación. El muy cerdo acabó follándome en todas las posturas y yo me excité tanto que en vez de usar el video para denunciarlo lo colgué en internet.