La vecina puta Claudia Mac me invita a tomar un café y termina encima mi polla

+ 2 35:46

Descripción

La vecina me invitó a tomar un café y acepté. Me gusta mucho, me parece una mujer super simpática y agradable, en general tiene muy buenos temas de conversación y el tiempo vuela. Pero esta vez, ella no me invitó a hablar, al contrario, solo quiere que un hombre la trate como una puta. Su esposo no está, y era el día que ella llegó, pero la llamó para decirle que su vuelo se había retrasado, por lo que llegaría mañana por la noche. Mi vecina ya no puede resistir las ganas de follar, tiene el coño hinchado, necesita un buen polvo, así que me invita a tomar un café pero me enseña las piernas y los pechos. Para mí era obvio que necesitaba un hombre que la hiciera gemir como una puta.