La cuñada lo espía en la ducha

+ 0 06:00

Descripción

La cuñada se ha puesto muy cachonda el otro día cuando se duchó con la puerta abierta, la pilló masturbándose en la entrada, espiándole de lejos, y al ver ese par de melones y la lencería que llevaba la madurita y la hizo pasar para jugar con su coñito y hacerla gozar contra la mampara. Qué placer meterle la verga gorda por su conejo rasurado y sentirla tan húmeda y excitada bajo el grifo.