Dana Wolf lista para follar con el amigo de su marido

+ 0 12:43

Descripción

Dana Wolf sabía que el amigo de su marido andaba por casa, de modo que dio rienda a su mayor fantasía sexual. Lo esperó en el salón, atada a sí misma como una esclava sexual, completamente desnuda, y cuando él entró y la vio así ella le dirigió la mirada más calenturienta que os podáis imaginar, y enseguida comprendió que necesitaba que le diera su polla, que se la arrimara y que ella la chuparía. Y no solo eso, podía tirar de la cuerda y ponerla como quisiera, abrirle el coño y follársela a escondidas del marido, tanto como quisiera. Dana tenía ganas de saborear su esperma y no dudó en sacar la lengua para recibir toda la lechita…