Carolina Sun la masajista con cara de ahegao

+ 0 04:37

Descripción

A Carolina Sun le encanta todo lo asiático y disfrazarse de gatita para sus sesiones de masaje lésbico, pero esta rubia procedente de Estonia siempre suele terminar igual cuando se pone a acariciar un cuerpo femenino, cachonda perdida, hasta el punto de que ella misma se cubre de aceite y le pide a sus clientas que la masajeen a ella, que se aprovechen de todo su cuerpo y le estimulen el clítoris. Por eso y porque su clienta también es una bollera extremadamente cachonda, accede a toquetear a la masajista y dejarla ahí bien corrida con esa cara de ahegao que tanto morbo les da a algunos. Cómo disfruta la muy guarra, ya lo veréis.