August Ames pone cachondo al compañero del gimnasio y se lo folla

+ 0 11:43

Descripción

El gimnasio de August Ames cerró durante una semana por refacciones y ella, exigente como pocas, no pensaba dejar de entrenar. Su compañero, que conocía a la perfección las rutinas de ejercicios que reemplazaban a las máquinas, le propuso entrenar juntos y ella, sin dudarlo lo invitó a su casa. Era la primera vez que entrenaban a solas, y eso generó que empezaran a calentarse. August, al ver que su compañero ya estaba con la polla dura, comenzó a provocarlo, decidida a acabar comiéndole la polla y follándoselo como una puta de esquina. Su plan, como no podía ser de otra manera, salió a la perfección y se echaron un polvo para el campeonato.