A la rubia cachonda le entra el puño entero dentro del coño

-1 24:59

Descripción

Esta rubia cachonda ha buscado romper sus propios límites a lo largo de toda su vida y lo mismo ha hecho con el coño. De pronto empezó a meterse juguetes cada vez más grandes para masturbarse, hasta que un día, teniendo sexo con una amiga que le estaba metiendo tres dedos en el chocho, le pidió que le hundiera el puño hasta el fondo. Desde entonces se ha hecho una adicta al fisting y le fascina que se la follen con el puño. Ahora que ya está acostumbrada pueden penetrarla fácilmente los hombres de manos grandes y brazos musculosos, ya que entre la dilatación que tiene y lo cachonda que se pone cuando tiene sexo, no siente nada de dolor.