A la gordita hippie le meten sus propias rastas en el culo. Después la polla.

+ 0 13:06

Descripción

En realidad nunca vi algo tan bizarro, guarro y depravado. Esta tía gordita tiene rastas largas, tan largas que le llegan al culo. Al montarse de reversa las rastas le llegaban al culo. Por eso mismo su amante no tuvo mejor idea que meter una rasta por el culo. Ni me quiero imaginar con el olor a mierda que debe haber quedado. Luego de follar ella siguió con su vida con todo el pelo oliendo a mierda. Algo realmente bizarro. En fin, luego de meter las rastas de esta zorra por el culo, le metió su polla dura. Allí mismo fue cuando nos dejaron una escena de sexo anal realmente excitante.